lunes, 20 de abril de 2009

Herencia Virreinal

El virreinato en el Perú duro casi tres siglos, desde el año 1542 hasta el año 1824 por lo cual pudo influir fuertemente en muchos aspectos que aun se mantienen latentes en la población. A esto denominaremos Herencia Virreinal, esta herencia se encuentra fuertemente insertada en las tradiciones, en el arte, en la arquitectura, en la cultura, en la educción, etc.

Pintura: Al llegar los españoles con su manera de ver la pintura, la cual era simplemente mirar la pintura y así entender el mensaje, el arte indígena, el cual estaba basado en muchas ocasiones en el conocimiento de los símbolos los cuales eran solo conocidos por un pequeño sector de la población sufrió un gran daño.

Debido al malentendido que existía entre estas dos posturas la mayoría de pinturas andinas fueron destruidas restándoles cualquier importancia. Por otro supieron utilizar las pinturas en el proceso de evangelización mandando a pedir desde diversos estudios en España pinturas alusivas a la sagrada familia o la pasión de Cristo.

Pero la influencia en el arte no solo fue española, el renacimiento italiano también estuvo presente. Su influencia llego a través de dichas pinturas.


Escultura: También fue utilizada como medio para evangelizar, fue introducida por la iglesia, sus obras imprimen un realismo sin precedentes en la plástica peruana. Destacando así La dolorosa hecha por pedido convento de San Francisco y La Muerte, para la iglesia de San Agustín. Esta escultura representa el fin de la vida (especie de esqueleto con un arco y fleche), pues, cuenta la leyenda, que tras una pesadilla el autor se levantó y a media luz se encontró con la horrible figura de "La muerte", muriendo de la impresión.





Arquitectura:La arquitectura virreinal alcanzó su máxima expresión en la edificación de iglesias, claustros, casas y mansiones señoriales, y en menor medida fortalezas y cuarteles. Su desarrollo fue incentivado fundamentalmente por la actividad religiosa, la cual construyó catedrales, claustros y conventos urbanos y rurales, dispersos por toda su geografía. La mayoría de las iglesias poseían planta gótico-isabelina es decir con nave alargada y separada por presbiterio o capilla mayor por un gran arco denominado toral. Sin embargo, son pocos los ejemplos de arquitectura del siglo XVI. Algunas casas-patio de Lima y Cusco, y ciertas iglesias en provincia son la única muestra de las construcciones de aquella época. Del siglo XVI destacan la casa de Jerónimo de Aliaga en Lima, La Merced en Ayacucho, la Iglesia de San Jerónimo en Cusco y la Asunción en Juli, Puno.

El Patio del Palacio de Torre Tagle, una casona virreinal en la ciudad dma.
Aparece el rococó por influencia francesa, en el virreinato; dejando ejemplos de su estilo, la iglesia de las nazarenas y la Quinta Presa en Lima; la Casa del Almirante en Cusco, etc. Al final del siglo XVIII surge el estilo arquitectónico neoclásico que tuvo su inspiración en los moldes de la Grecia antigua y la Roma imperial. Corresponde a este estilo los retablos de la Catedral de Lima, la fachada de la iglesia de San Pedro, el altar mayor de la Iglesia de San Francisco, etc.

En las ciudades, la vivienda tuvo una fuerte influencia peninsular. Fueron casas de uno o dos pisos. Un patio dominaba el ingreso rodeado de los dormitorios y habitaciones principales. En el primer piso se encontraba la sala que usualmente conectaba a un segundo patio y finalmente a la cocina. Muchas casas en Lima tuvieron huertas en las que cultivaban productos de pan llevar. Las casas de dos pisos tuvieron un balcón cerrado por donde se podía observar la calle. estos balcones poseían celosías, a fines del XVIII y principios del XIX se construyeron bajo los cánones del neoclasicismo y del estilo imperio, imponiéndose el uso de ventanas de guillotina, como se puede apreciar en la Casa de Osambela en Lima. Los balcones de Lima le confirieron a esa ciudad una personalidad propia, ya que en ninguna ciudad americana existieron tantos balcones como en la capital del Virreinato del Perú.


Cultura: Todo lo relativo a la cultura y educación durante la época del virreinato en el Perú, fue guiado por los españoles, quienes traían desde Europa todas las innovaciones en los campos de la ciencia, y tecnología.Uno de los grandes aportes, que sin duda han dejado huella con el paso del tiempo, es la creación de las universidades. Existen en el Perú 35 universidades entre particulares y estatales distribuidas en las principales ciudades del país. La Universidad Mayor de San Marcos, la más antigua de América, fue fundada en 1553. Entre las más importantes destacan también la Universidad Nacional de Educación "Enrique Guzmán y Valle" - La Cantuta, Universidad Nacional de Ingeniería, Universidad Católica, la Universidad de Lima, la Universidad del Pacífico, la Universidad de Piura y la Universidad San Agustín de Arequipa.

También cabe resaltar a los colegios mayores fundados para la educación de los hijos de los españoles, sin embargo también se crearon colegios para la elite indígena. Sobresalieron el Colegio Príncipe de Lima y el Colegio San Francisco de Borja en la ciudad del Cuzco. En estos colegios los indígenas eran introducidos al castellano, se les adoctrinaba y se les impartía conocimientos básicos de cálculo, retórica, escritura y canto. Los estudios estuvieron separados por niveles denominados primeras letras, estudios menores y mayores y el paso de un nivel a otro no lo determinaba la edad sino las aptitudes del estudiante.

Los colegios Mayores para españoles más importantes se encontraron en Lima y Cuzco. Fueron reputados los colegios-seminarios de las órdenes religiosas, pues en ellos los estudios estuvieron dirigidos al cultivo de las humanidades. El Estado fomentó y coordinó la investigación en las distintas áreas, la medicina, las matemáticas, economía, teología, derecho las ciencias sociales.


La medicina: el conocimiento médico durante el virreinato fue rudimentario y empírico. A pesar de enseñarse en las universidades, la medicina solo se restringió a aminorar las dolencias que no causaban muerte, como el caso de un resfrío o torceduras de huesos. Cuando el enfermo se agravaba el médico ya no tenía mucho por hacer pues no poseía la técnica ni los conocimientos necesarios para curar enfermedades como el cáncer, hidropesía, apoplejía, "alfombrilla" o tercianas, muy comunes y estudiadas durante el virreinato. La medicina no fue propiedad de los doctores salidos de las universidades. Fue común que los barberos, entre sus muchas actividades, se dedicaran a la práctica empírica de la medicina. Los escritos indican que fueron especialistas en sacar muelas y en preparar ungüentos y "parches" para los huesos. Barbero y médico empírico fue San Martín de Porras antes de consagrarse hermano lego dominico.


También se crearon numerosas academias técnicas, científicas y culturales que desarrollaron una intensa labor educativa.


Bibliotecas, museos y galerías de arte completan el panorama cultural del Perú.




Gastronomía: En la actualidad, la comida peruana es considerada una de las más variadas de todo el mundo, debido a la herencia que hemos recibido de la época pre-inca, incaico y la del VIRREINATO. Nuestra gastronomía es variada, ya que, debido a la conquista por parte de los españoles, a nuestro país llegaron muchas personas del África y España, es decir, reúne la gastronomía de tres continentes en un solo país, Perú, ofreciendo una importante variedad de platos típicos de arte culinario peruano en constante evolución. A continuación algunos platos que aún perduran en nuestra gastronomía desde la época del VIRREINATO.




Dicho plato se remonta a la época del Virreinato del Perú. Posiblemente es un intento de imitación de los "buñuelos" españoles que consumían los conquistadores y la población de esclavos.



Los esclavos africanos aportaron lo suyo en una serie de guisos, además del uso de las partes blandas de la carne, desechadas por las élites, que condimentaban abundantemente para disminuir los fuertes sabores de la carne y cocinados a las brasas. Debido, también, a los africanos es que se tiene platos representativos, las cuales, hoy, denominamos comida criolla, como por ejemplo los anticuchos, la sangrecita, el camote con relleno, el cau-cau, la pancita, el rachi, las mollejitas, la chanfainita, la patita con maní, el choncholí y el tacu-tacu.



La iglesia:
•Se sabe que la iglesia jugo un rol muy importante en el virreinato, ya que fueron los mismos soldados españoles los que se encargaron de extender la fe cristiana a todos los indígenas, pero antes de eso debían extirpar algunas creencias de los indígenas.

•La labor evangelizadora tuvo como fin convertir a los indígenas en practicantes de la fe católica. Para ello buscaron la forma de acabar con las prácticas idolátricas que los indígenas poseían, atacando a sus principales dioses y destruyendo todo signo de culto.

No pasaron muchos años para que la Iglesia se convirtiera en una de las instituciones más poderosas del virreinato peruano. Los criollos y mestizos también ingresaron al clero regular y secular, no sin antes pasar por largas disputas para legitimar su derecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario